ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA

POR: RICARDO SEGURA / EFE

arquitectura-new-york

La arquitectura crea una fuerza con lenguajes propios, valores particulares, estilos, que dotan de significado a momentos específicos de la historia. La arquitectura es una pequeña parte del quehacer del hombre, pero tiene la capacidad de articular gran cantidad de actividades: culturales, económicas, sociales, políticas, pedagógicas, entre otras.
Por eso la arquitectura forma parte esencial de la vida cotidiana de los ciudadanos. Cada proyecto, urbanización, edificio o casa da su propio toque a las ciudades que lo acogen.
El horizonte de la ciudad de Nueva York, con las siluetas destacadas de los edificios de Chrys-ler y Empire State, no necesita presentación; pero este año se le añadirán otras atracciones notables, según destaca la revista Architectural Digest.
Este medio se refiere a Hudson Yards, el nuevo vecindario desarrollado por Related Companies y Oxford Properties Group, como una “ciudad dentro de una ciudad, resplandeciente, lujosa, multiuso, arquitectónicamente impresionante y muy diversa, con viviendas, oficinas, hoteles, tiendas, restaurantes y zonas verdes, que renueva espectacularmente la zona de Midtown West”.
Hudson Yards (HY) es el nuevo centro cultural del Nuevo West Side de Manhattan. Este vecindario es una plantilla para el futuro de las urbes, se señala sobre este emprendimiento inmobiliario (www.hudsonyardsnewyork.com).
El barrio ha comenzado a ser ocupado y a funcionar, por ejemplo: los aproximadamente 25 restaurantes, que integran la denominada Dining Collection, abren en marzo junto con inmuebles vecinos; mientras que el centro artístico The Shed, abre en abril; y la primera torre residencial, 15 Hudson Yards, está vendida en más del 60%.
Para 2020, está prevista la apertura de Edge, una plataforma triangular de observación, que se situará a 335 metros de altura en la torre 30 Hudson Yards. Su vértice se proyectará unos 20 metros hacia fuera de la fachada del edificio, para convertirse en el balcón público más alto de la ciudad, según Curbed New York.

Un nuevo corazón de lujo para la Gran Manzana
Para Related Companies y Oxford Properties Group, este nuevo barrio en el corazón de Manhattan —donde el High Line termina y comienza Midtown—, ubicado entre las avenidas 10 y 12, desde West 30th hasta West 34th Street, impulsará el área desde su pasado industrial hacia un futuro que redefinirá Manhattan.
Y es difícil ponerlo en duda cuando se conocen las características del considerado como el mayor proyecto inmobiliario privado en la historia de Estados Unidos, que ha traído el más grande desarrollo en Nueva York desde el Rockefeller Center.
El sitio incluye más de 1,67 millones de metros cuadrados (18 millones de pies cuadrados) de espacio comercial y residencial, con más de 100 tiendas, una colección de restaurantes, alrededor de 4000 viviendas, el centro de artes The Shed —dedicado a nuevos trabajos en artes escénicas, visuales y cultura popular—, así como 5,66 hectáreas (14 acres) de espacio público abierto. También ofrece una escuela pública, con capacidad p-ra 750 personas, y el primer Equinox Hotel del mundo con más de 200 habitaciones, según HY. El área que rodea al nuevo barrio tiene un pasado rico e histórico, que incluye el apogeo del Chelsea Hotel, el costoso puerto de la ciudad y el revitalizado escenario gastronómico y artístico de los barrios Chelsea y Hell’s Kitchen, según HY.
Hudson Yards tiene amplias conexiones con el servicio de trenes, el metro, la autopista West Side, el túnel Lincoln y los ferris a lo largo del río Hudson, en un vecindario repleto de actividad y conocido por sus galerías de arte, restaurantes, bares y tiendas de moda y diseño internacional, así como por el célebre parque elevado de High Line. Además de los imponentes rasca-cielos de oficinas (10, 30, 50 y 55 Hudson Yards) y viviendas (15 Hudson Yards), el Equinox Hotel (35 Hudson Yards) y el centro comercial The Shops & Restaurants, los residentes, empleados y visitantes del nuevo vecindario dispondrán de muchos lugares acogedores para admirar, curiosear y pasear.