DULCE TENTACIÓN

Desde las recetas más fantasiosas hasta las más caseras, cada cheesecake tiene el gusto personal de su autor y un toque diferente que lo hace frenéticamente actual y atractivo.

El cheesecake es uno de aquellos productos ligados a la pastelería clásica, pero que circula por un territorio menos dulzón. Según algunas versiones, la tarta de queso ya se conocía en la Grecia antigua. En el siglo XIX, en Europa, se podía encontrar multitud de variedades. En Estados Unidos, un pro-ductor de quesos intentó elaborar la receta con el queso francés Neufchatel y, por error, dio origen al reconocido queso Philadelphia. Ese feliz incidente terminó por dotar de personalidad al famoso cheesecake americano.
En los últimos años, el queso se ha hecho más presente en las propuestas de la vanguardia pastelera. En esta ocasión, nos alejamos del estándar para recorrer el Green Tea Cheesecake de Paamari. Tal como su casa, esta creación es elegante por fuera, y suave y refinada en su interior. Se trata de la tarta clásica con crema quemada crocante en su cubierta, pero con sabor natural a té verde por dentro, acompañado de un crocante de chía dulce, algodón cítrico y helado de canguil.

cheesecake