playas-ecuador
POR: ESTEBAN MICHELENA

POR: ESTEBAN MICHELENA

ECUADOR Y SUS PLAYAS

Sol, parranda y surf

En la latitud 0, a orillas del océano Pacífico, se extienden 640 kilómetros de nuestra costa. Dibujada por el choque de las olas en la superficie del continente, la línea costanera guarda bellos paisajes de este punto de la tierra. ¡Ecuador!

En Esmeraldas se encuentra la aldea pesquera de Mompiche, un recodo tropical de arena fina y aguas cálidas. En 16 kilómetros de playa, se puede recorrer los manglares cercanos, montar a caballo a orillas del mar, practicar windsurf o disfrutar de la vista que ofrece la isla de Portete, a 10 minutos de esta ensenada. Y es una delicia relajarse en la famosa Playa Negra: su arena tiene titanio y destella como la plata.
Mompiche es muy visitada y cada vez hay más hoteles de cadenas importantes. Según historiadores y cronistas, hacia 1553, en esta zona encalló el barco de esclavos africanos que dio origen a la población esmeraldeña: seis mujeres y 17 negros cimarrones, que se refugiaron monte adentro y conquistaron su libertad.

Puerto Cayo, el acantilado y el ímpetu de sus olas
Las serenas aguas del Pacífico nos llevan un poco más al sur de la línea costera. Puerto Cayo se ha convertido en un destino familiar y gastronómico de alta demanda; este cálido paisaje se encuentra a 7 horas de Quito y aún ofrece lugares relativamente vírgenes por explorar.
En esta orilla, las olas rompen con ímpetu y belleza, lo que ha convertido a Puerto Cayo en el sitio ideal para la práctica y la enseñanza del surf. A 10 minutos en lancha, mar adentro, cerca de donde las olas chocan con el acantilado, se forma una laguna perfecta para realizar buceo y snorkel.
Pero lo que más atrae a los turistas es su gastronomía: al borde de este mar está el restaurante Boca Valdivia, del famoso chef Rodrigo Pacheco, quien además de representar a Ecuador en varios concursos, ha logrado llevar la cocina de nuestro país a otro nivel. Las delicias que brinda a sus comensales son cosechadas de su propio huerto, además de que sus pescados y mariscos pasan del mar a la mesa.

Relax y fotografía en Playa Rosada
 Existe más de una playa virgen y exótica en la costa ecuatoriana. Si lo tuyo es disfrutar de la tranquilidad de un perfecto atardecer entre las olas, debes visitar Playa Rosada, un pequeño edén escondido entre acantilados, donde las aguas deparan el lugar perfecto para el relax total. Sus arenas toman el color rosado de los corales y minerales que la componen.
Esta serena playa está situada en el kilómetro 37 de la Ruta del Spondylus, en la provincia de Santa Elena. Es ideal para pasar un día recostado junto a un buen libro, mientras suenan las olas del mar. Es posible realizar largas caminatas con la espuma de las aguas bañando nuestros pies y, según la época del año, observar lobos marinos, pique-ros de patas azules y ballenas.
Antes de llegar a este sitio, hay que realizar una parada para abastecerse de comida. No olvides en la maleta bloqueador solar, gorra, repelente y no puede faltar tu cámara fotográfica, pues esta playa solitaria se presta para fotos memorables.

Montañita, sus olas y Dj
Después de un largo descanso en Playa Rosada, es hora de la parranda. A 40 minutos se encuentra Montañita, un pequeño pueblo bohemio y una de las playas más visitadas del país por extranjeros y surfistas, que llegan en busca de las mejores olas. En este punto del Pacífico, el oleaje puede llegar hasta los 2,5 metros de altura.
En la noche, la fiesta se enciende en Montañita con fusiones de sonidos —música electrónica o una encendida propuesta tropical para bailar— y el espectáculo de algún Dj. Igual, en la mañana, se pueden disfrutar de caminatas por el bosque tropical y el bosque seco, que rodean el pueblo. Además, entre las actividades más importantes destaca el campeonato anual de surf.

Tortuga Bay, entre las mejores del mundo
Ecuador continental no es el único lugar bendecido por maravillosos paisajes. A hora y media en avión desde Quito, se encuentra la región insular del país. Las islas Galápagos cuentan con un sinnúmero de playas inexploradas, habitadas tan solo por la flora y fauna endémicas del lugar.
El Garrapatero, Playa Bachas, Gardner Bay, isla San Bartolomé son solo algunos de los mágicos balnearios que se esconden en este archipiélago. Pero una en particular ha sido reconocida a nivel internacional: Tortuga Bay. Es una de las 25 mejores playas del mundo.
Está situada en la isla Santa Cruz y, para acceder a ella, se debe caminar por un sendero de 2500 metros de largo. Cuenta con una playa de arena do-rada y fina, ideal para que cientos de huevos de tortuga maduren. Será una experiencia a lo Discovery Channel: mientras te encuentras recostado en la arena, podrás observar la vida animal en todo su esplendor. Y si caminas un poco más, encontrarás un manglar hasta donde llegan cangrejos multicolores, pelícanos pardos, iguanas marinas, tiburones de arrecife y mantarrayas. En este cuadro hermoso, podrás hacer snorkel y natación.

DATOS DE INTERÉS

  • PAÍS: Ecuador
  • CAPITAL: Quito
  • POBLACIÓN: 17 180 000 habitantes
  • MONEDA: Dólar
  • SUPERFICIE: 283 561 km²