ruta-exito
POR: MARÍA FERNANDA ARAUZ

POR: MARÍA FERNANDA ARAUZ

LA RUTA QUE SIGUE LA PERSONA EXITOSA

Tener experiencia, entrega, pasión, disciplina y constancia son algunas de las características de quien triunfa en su vida laboral.

En el campo profesional, el ser humano siempre busca destacarse, ser exitoso, re-conocido a lo largo de su carrera y hacer algo que lo diferencie de los demás. Entonces, ¿qué debe hacer? Desde el inicio, trazar objetivos claros y precisos, tener un plan, establecer metas y no esperar que la oportunidad de oro golpee a la puerta. Esto va de la mano con la persistencia; la gente exitosa no se rinde ante el primer obstáculo, sabe que el prestigio llega con el tiempo.
Otra de las características, según un análisis realizado por Crédito Real (empresa que ofrece soluciones financieras), es que estos profesionales saben que no pueden quedarse solo con el conocimiento adquirido en las aulas, puesto que con mayor preparación académica tendrán las herramientas necesarias para enfrentar un mercado exigente. También son audaces y corren riesgos sin temor. Tienen que tomar decisiones al instante y sin demora, frente a un mundo que exige rapidez. Aquí otro dato: según una encuesta de la firma de servicios profesionales Ernst & Young, el 81% de los consumido-res de productos ejecutivos aseguró que tomó decisiones rápidas de gran importancia crítica. Las personas exitosas son buenas comunicadoras y entusiastas, lo que les per-mite trabajar con pasión.
Algo muy importante: la disciplina, que va de la mano con la responsabilidad. Están conscientes de que son responsables de los logros o los fracasos al hacer sus tareas diarias de determinada manera. Conocen sus posibilidades y sus limitaciones, por lo que se centran en las fortalezas y se rodean de gente que hace lo que ellos no. Y, por último, algo no menos importante, los exitosos son muy trabajadores y no siempre cuentan con los recursos necesarios para sobresalir, se los buscan solos.
Sobre la base de este perfil, Siente Tame Magazine presenta a tres ecuatorianos re-conocidos en su área. Un chef, un deportista y un periodista cuentan sobre sus pasiones.

Emilio Dalmau

Hacer lo que gusta con pasión, y una pizca de sal

emilio-dalmau

Es miembro de la Academia Culinaria Francesa, distinción que recibieron 10 artistas culinarios del país. La asamblea nacional leotorgó el título de Chef Precursor de Productos y Comida de Ecuador.

No solo son sus recetas lo que encanta, es su carisma. Cuando explica la preparación de alguno de sus platillos, sus ojos se iluminan y con la precisión de un profesional apasionado logra convencer, antes de que se pruebe, que la experiencia será fascinante.
Es un chef de mundo. Con solo 37 años, ha estudiado en Quito y Buenos Aires (Argentina), donde obtuvo su título de cocinero y pastelero profesional. Y en Barcelona, una de las capitales gastronómicas del mundo, vivió seis años y trabajó en diversos hoteles y restaurantes. Tiene claro que, si un profesional no dis-fruta de lo que hace, nunca será exitoso. Cada receta que está por preparar le produce adrenalina, piensa en la cocina desde que se levanta, es perfeccionista e innovador. Constantemente se repite: qué hago para que salga más rico, para que la gente vuelva al hotel, para que guste. Cada día es un nuevo reto y lo refleja al ponerse el delantal e ingresar a la cocina, el mundo donde se llena de magia.
Desde joven se involucró con los sabores. Su padre, de origen catalán, cocinaba el fin de semana y él lo acompañaba a comprar los ingredientes; a su abuela paterna también la apasionaba este arte. Era un niño inquieto y creativo, hacía buenos amigos a donde iba.
Por el gran cariño que se tienen, su hermana es su comensal favorita. En casa de sus padres está Na-cho, su perro Chihuahua. Celebra los goles de la Liga de Quito y los del Barcelona de España. Él es Emilio Dalmau, el chef ejecutivo de Casa Gangotena.

Richard Carapaz

El ciclista que conquistó el Giro de Italia

richard-carapaz

Tiene 26 Años Y Una Larga Lista De Victorias Y Logros. Padre De Dos Niños, Muy Disciplinado, Seguro Y Profesional. Sobre Una Bicicleta, Conocido Como ‘La Locomotora Del Conquista Al Mundo.

Richard Carapaz ganó el Giro de Italia 2019 y enorgulleció a Ecuador. Su desempeño, en la competencia de ciclismo más importante del planeta, fue impecable. No se puede esperar menos de un deportista apasionado, quien hace 10 años triunfó en la Vuelta del Retorno, en Ibarra, con ayuda de su mentor Juan Carlos Rosero. Cuando tenía 20 años, fue campeón panamericano sub-23 y noveno en la Vuelta a Guatemala 2013. Dos años después, ganó la Vuelta de la Juventud y, en 2017, obtuvo la posición 36 en la Gran Vuelta a España.
Sencillo, disciplinado y siempre sonriente, desde el inicio de su carrera se planteó un objetivo claro: dejar un legado. Uno de los obstáculos que encontró en su vida deportiva fue la falta de recursos. Por tener limitaciones económicas, este campeón no tenía bicicleta propia hasta hace dos años. Competía con una presta-da por algún equipo o amigo. Fue en Colombia que el equipo con el que entrenaba le obsequió una.
Otro de sus relatos explica cómo nació el amor a este deporte. Cuando era niño, escuchaba una señal radial colombiana que transmitía las competencias en el país vecino, lo que hizo que se vaya enamorando del ciclismo y cierto día se dijo quiero ir al Giro de Italia. Entre sus fortalezas está ser muy buen escalador; es decir, se destaca en los ascensos.
Algo que le ha permitido llegar a donde está es el apoyo de su familia. Ellos están con él desde siempre y, orgullosos, cuentan sus triunfos y sostienen la bandera de Ecuador frente a las cámaras para mandarle abrazos.

Alfonso Espinosa de los Monteros

El rostro de la constancia y la credibilidad

alfonso-espinosa-monteros

Un conocido anchor que, a sus 77 años, es el vicepresidente denoticias y la imagen de uno de los canales más importantes del país. Algún día, quizás, sea profesor universitario.

Los televidentes saben que, al encender sus pantallas, lo que diga don Alfonso es el cierre de un capítulo más de la historia de este país. Está frente a las cámaras desde 1967; durante 52 años, ha vivido muchas experiencias, pero su habilidad para locutar la adquirió des-de muy joven en Guayaquil y en su ciudad natal, Ibarra. Por muchos años, pensó que la radio era su mundo.
Aunque parezca curioso, es ingeniero en administración de empresas e inició estudios de arquitectura, pero también quería ser médico. Sin embargo, su vocación ya estaba marcada; se puso como objetivo hablar sobre los problemas de la gente e investigar, siempre sobre la base de sus principios éticos. Así es él, don Alfonso, quien llega a Ecuavisa Quito al finalizar la tarde y camina por los pasillos recibiendo el saludo y el respeto de todos; y es esperado noche a noche a las 19:00.
En 1967 inició esta, su pasión, en Canal Dos de Guayaquil y ahí fue formándose en el área. Pues, cuan-do culminó sus estudios del colegio, solo había escuelas de periodismo muy teóricas para su gusto. Se forjó también palpando de cerca el trabajo de grandes cadenas televisivas, como CBS y Televisa.
El niño creativo e inquieto que disfrutaba del campo hoy es conocido y premiado en varias partes del mundo. Ha recibido, entre otros, reconocimientos de la AER, ITV; y de la Presidencia de la República con Rodrigo Borja, cuando cumplió 25 años de trayectoria. Entre los más sonados, está el Récord Guinness, por ser el presentador con más tiempo al aire en el mundo.